Magnetoterapia

La magnetoterapia es una terapia física basada en la aplicación de campos magnéticos específicos en el cuerpo humano.

Los campos magnéticos juegan un papel fundamental en los procesos biológicos; basta pensar que tierra misma es un gran imán y que muchos seres vivos regulan sus vidas en relación a los cambios en el magnetismo de la Tierra.

Los campos magnéticos se producen de forma espontánea en la naturaleza, pero también se producen artificialmente con el fin de ser utilizados en muchos campos, incluyendo el campo médico, para promover diferentes efectos terapéuticos.

La terapia magnética está indicado para el tratamiento del dolor y también de la inflamación y del edema, ya que tiene efectos sobre las células del sistema inmunitario y sobre el círculo. Además, estudios clínicos han demostrado que la magnetoterapia puede ser eficaz en el tratamiento de la osteoporosis y para promover tanto la soldadura de las fracturas como la reparación y la regeneración de los tejidos blandos.

Se utiliza en ortopedia, medicina deportiva, fisioterapia y por los profesionales que usan la terapia física instrumental en las diversas ramas especializadas.

Teniendo en cuenta los efectos terapéuticos, se utiliza sola o en combinación con otros tratamientos.

No se utiliza simplemente un campo magnético de baja intensidad y frecuencia muy baja, sino un conjunto de factores que optimizan tanto el modo de aplicación como los resultados terapéuticos:

  • Elección del campo magnético y de la forma de onda.
  • Modo de aplicación: contacto o dirigida, general o total.
  • Diferentes aplicadores.
  • Modo de tratamiento: manual o automático.
  • Equipos con diferentes modos de transferencia del campo magnético a los tejidos.

Las expectativas terapéuticas se pueden resumir en:

  • Tratamiento no invasivo e indoloro
  • Efecto analgésico, anti-inflamatorio y drenante
  • Acción reparadora de los tejidos, incluso los tejidos profundos