Intensa, profunda, segura. Única.

Hilterapia® es la respuesta eficaz a un problema terapéutico que hasta hace poco no tenía una solución: ¿cómo alcanzar los tejidos profundos en seguridad, sin causar daños térmicos al paciente?

De hecho, muchas patologías de sobrecarga, traumáticas o degenerativas, como la artrosis, afecta a estructuras óseas, musculares, de los tendones y de las articulaciones que están colocadas en profundidad. Para alcanzar estas estructuras con un impulso láser, se necesitan dosis de energía muy elevadas (de hecho la energía disminuye su intensidad exponencialmente a medida que la luz “desciende”). Pero, las dosis energéticas elevadas generan calor que puede dañar los tejidos superficiales.

La solución para superar esta limitación nació después de una larga y meticulosa investigación científica, integrada por décadas de experiencia en al ámbito de la laserterapia.
El resultado es el impulso láser de alta intensidad HILT® (High Intensity Laser Therapy/Terapia Láser de Alta Intensidad), aplicado para la Hilterapia®, que permite obtener una acción terapéutica eficaz y profunda, en seguridad. El impulso HILT® fue patentado en 2003 en Estados Unidos. Los dispositivos que lo utilizan fueron aprobados desde 2005 por la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos).

Hilterapia® alcanza potencias de pico muy elevadas (1-3 kW) con una fuente pulsada Nd:YAG. La alta intensidad obtenida (hasta 15.000 W/cm2), que hoy no es alcanzable por otras tecnologías láser disponibles, permite tratar con eficacia también las lesiones crónicas profundas.

Una característica fundamental distintiva del impulso HILT® es su capacidad de producir un gradiente térmico elevado con efectos de tipo fotomecánico. De hecho, la magnitud de estos efectos es directamente proporcional a la intensidad de la emisión láser e inversamente proporcional a la duración del impulso.
Gracias a la duración breve del impulso y a su intensidad muy elevada, Hilterapia® tiene las características ideales para generar este fenómeno, que puede producir efectos terapéuticos importantes.
De hecho, es bien sabido que este tipo de estímulos inicia una serie de señales biológicas que favorecen los procesos de reparación y de regeneración de los tejidos; además, activan el drenaje linfático y la microcirculación.

En efecto, el impulso HILT® no nació del simple concepto de la potencia del láser, sino de una combinación de factores integrados: la erogación vertical de la energía, que garantiza una acción terapéutica profunda e instantánea; la elección de una longitud de onda adecuada, que optimiza la interacción entre láser i tejidos; el método de cesión energética, que favorece la intensidad en lugar de la potencia; la definición de protocolos terapéuticos específicos, que consisten en acciones locales o generales para el tratamiento de dolor, edema, hematoma y DJD (enfermedad articular degenerativa) o osteoartritis, estructuradas en diferentes fases; la adopción de manípulos para la transferencia energética a los tejidos, los músculos y las articulaciones.
Hilterapia® tiene como objetivo el tratamiento de las patologías dolorosas del aparato óseo-musculo-tendinoso, desde aquellas superficiales hasta aquellas más profundas; la intensidad y el impacto energético del impulso HILT® tiene un efecto analgésico, anti-inflamatorio y anti-edema, favoreciendo incluso los procesos de reparación y regeneración de los tejidos.

Para superar los límites de la laserterapia de potencia.